Loading...
Blog2019-01-03T09:37:08+00:00

En este blog, que queremos que sea el tuyo favorito, podrás encontrar entrevistas a los autores que publican sus trabajos con Ediciones Alféizar, así como extractos de sus obras. Textos pertenecientes a sus libros publicados bajo el sello de esta editorial con el fin de que se conozca mejor al autor y a su obra literaria.

Triste adiós – Muñeca de porcelana – Óscar González Pardo

Triste adiós Triste amor, lluvia en el corazón, adiós infinito de un hasta luego bello y bonito. - Amiga de la amargura de esta enfermedad que no tiene cura, ni sentido sin vanidad. - Triste adiós como pobre es mi vida, sin un aliciente ni chispa de aliento sin condición. - No quiero recordar el mañana ni el ayer, ni el hoy, donde este mundo triste vague por las nubes grises de San Francisco, donde el triste amor siga dando lento y pausado ese triste adiós enamorado, ese insostenible temor de quien teme lo que no conoce, de quien fluye por el río de su vida, de quien

By |enero 18th, 2018|Poesías Alféizar|0 Comments

Posdata: Despiértame cuando haya muerto

Posdata: Despiértame cuando haya muerto Mar de ruido, proyección tempestuosa, luna inexperta ante la situación que me encuentro, un tac tac, suena el corazón y mi espejismo se dilata. Abro los ojos y te veo, estas ahí, en la incertidumbre de no saber si te miro o solo veo el infinito que se torna en las cuatro paredes que me encuentro. Nueva bocanada de aire, miro a mi alrededor, taciturno con la alucinación que no se va, trato de respirar y no atragantarme con el regocijo y a la vez amargura que me produce estar tirada. Calle 27, marginal y poderosa en el deambular del fracaso, nocivo momento

By |enero 16th, 2018|Novelas Alféizar|0 Comments

Entrevista – Francisco J. Aguirre González

Francisco J. Aguirre González Las Huellas del Lobo ¿Cómo se te ocurrió este libro? Mi hermano Jesús Vicente ha investigado durante muchos años el tema de los represaliados durante la guerra civil y la posguerra en La Rioja, intentando contribuir a recuperar la memoria histórica. Él mismo fue un exiliado por razones políticas hasta el fin de la dictadura. Su hijo Pablo ha elaborado una tesis doctoral en la Universidad de Zaragoza sobre el exilio de los antifranquistas y su problemático retorno a España. Sobre esta temática he construido tres obras literarias: una primera novela extensa, titulada La dama del Matarraña, publicada

By |enero 14th, 2018|Entrevistas|0 Comments

Revuelo de palomas – Miradas Impacientes III – Antonio Torres Rodríguez

Revuelo de palomas Viernes 9 de octubre de 2009 Revuelo de palomas Uno de mis lugares preferidos es el Patio de los Naranjos de la Mezquita Catedral de Córdoba y especialmente la fuente de los cuatro caños que en él se sitúa. Su gran pilón rectangular y sus caños dando agua en cada esquina. Siempre que tengo unos minutos para relajarme, da igual a la hora del día que se tercie, me gusta sentarme en su costado sureste, junto al caño del olivo, un hermoso ejemplar centenario que necesita de un esqueleto metálico a su medida para que el tronco soporte el peso de las ramas. Sentarme al

By |enero 12th, 2018|Ensayos Alféizar|0 Comments

El Perdedor – Mi atormentada alma – Maki Castillo

El Perdedor Perdí las gafas, perdí el mechero, perdí la cerveza, perdí mi dinero. Perdí el tiempo también la cabeza, perdí mi metro gané la tristeza. Perdí lo que tenía Porque no lo merecía, o eso fue lo que alguien me diría. Aquello fue una gran mentira. Aquél no sabía lo que me decía. Todo lo que tenía yo me lo gané. Todas las cosas buenas y las malas también. Pero que nadie olvide, yo no lo haré, que con buena gente adelante yo tiré. No me importó el dinero, la cartera ni el mechero. No me importó la cerveza, ni el tiempo ni la cabeza. Todo lo

By |enero 11th, 2018|Poesías Alféizar|0 Comments

El Cetrero – La flor del parque – Néstor Rubén Giménez

El Cetrero De niño, en el campo de mi padre, conocí a un peón que cazaba con un ave. Nunca entendí por qué esa extraña práctica me atraía. Eulogio tenía un pequeño halcón con el que salía a caminar por las tardes y me permitía acompañarlo siempre y cuando guardara silencio y obedeciera sus indicaciones. Pasábamos horas andando hasta que era sorprendido por el elástico salto del halcón que, en busca del espacio, usaba el brazo de Eulogio como rampa de despegue. Seguía con atención las piruetas del halcón hasta que de forma mágica quedaba suspendido en el cielo para luego recoger sus alas y caer en picada.

By |enero 10th, 2018|Relatos Alféizar|0 Comments

La reina del Puerto – Antonio Torres Rodríguez

La reina del Puerto Esperó impaciente media hora a que la maleta apareciera por la cinta transportadora, todas salían menos la suya, una tras otra los viajeros las retiraban del artilugio mecánico que las paseaba y ponía al alcance de sus propietarios. Por fin apareció. Dejaba atrás la cortina de flecos y se acercaba hacia él, la agarró por el asa al tiempo que buscaba un banco con la mirada, se dirigió al asiento y sobre éste abrió la maleta con ruedas; guardó el abrigo y la volvió a cerrar; la bajó al suelo y encaminó con ella hacia la salida del Aeropuerto Sur. En el exterior, el

By |enero 9th, 2018|Novelas Alféizar|0 Comments

Entrevista – Francisco Ramón Delgado López

Francisco R. Delgado López Pasos y sombras en la noche    Argumento o sinopsis:    Emma Wattles es asesinada de un disparo en la cabeza. En Scotland Yard piensan que puede ser un ajuste de cuentas entre narcotraficantes. Poco después del funeral de Emma, el fantasma de ésta se aparece a su hermana, que es vidente, y le comunica que busque a alguien que pueda devolverle la vida, pues quiere vengarse de quien la asesinó. Amanda Wattles, la hermana de la difunta, toma contacto con un brujo experto en magina negra, que merced a las invocaciones al diablo contenidas en un antiguo

By |enero 8th, 2018|Entrevistas|0 Comments

Proemio – Fuente Obejuna – Jesús Jurado Brieva

Proemio - Fuente Obejuna Conozco a Jesús desde siempre. Marcados por el signo de la sangre y el amor por la literatura, no hemos dejado de comunicarnos, apoyarnos y encontrarnos en los diferentes avatares de la existencia. Su ambición literaria e investigadora ha sido un acicate esencial en la superación de la rutina, ampliando y complementando la impronta de su profesión pedagógica.  Esta voluntad de superación y su avidez por el conocimiento lo han mantenido ejemplarmente activo, demostrando que la constancia y el esfuerzo coadyuvan a vencer todas las dificultades. Fuente Obejuna (Lugares geográficos) constituye una obra imprescindible para conocer en profundidad el antes y el ahora del

By |enero 6th, 2018|Ensayos Alféizar|0 Comments

La maldición de Zapata – Los Norteados – Álvaro Ramírez

La maldición de Zapata Después de trabajar treinta años en el Southern Pacific Railroad, Eligio González se jubiló el 15 de marzo de 1995. Para el 27 de noviembre del mismo año lo enterraron en Oxnard, California. Eligio era natural de Monte Sereno, Michoacán, donde nació y vivió hasta a mediados de los años cincuenta cuando iniciara lo que él llamaba, “mi aventura gringa.” Con motivo de celebrar su jubilación, los hijos organizaron una fiesta que se llevó a cabo en el jardín detrás de la casa de su padre. Allí, Eligio repitió una vez más la historia de esa aventura que tantas veces él había contado. De

By |enero 4th, 2018|Relatos Alféizar|0 Comments

Temprano – Vidas – Mónica Pastor

Temprano Recorro temprano un abismo que tarde lo advirtió. Hoy lo atajo y camino por la línea que nos tendió. Pero se quebró, como el regreso que no te diste. Hoy te asomo por mi vida para verte de cerca, porque prefiero dibujarte en la ausencia que borrarte sin el decir de tus ojos. Observas mis sueños, mis deseos, protegido por las manos que me tocan la vida, y se desvanecen como la neblina circunstancial de una noche húmeda y sin sueño. Una invitación de tu mirada que me asoma en la mañana, solo te pido que seas el sol que me acaricia, que se adelanta a tu

By |enero 3rd, 2018|Poesías Alféizar|0 Comments

Faremont – Pueblo solo – Ignacio Aceves

Faremont - Pueblo solo 7 DE SEPTIEMBRE 19:45 HORAS CAYÓ AL PISO Estaba cansado de correr, se mostraba agotado de huir y cuando sentía que caía desfallecido encontraba en lo más profundo de su alma motivos para seguir avanzando, para continuar tratando de escapar de ese sitio, pero por más velocidad que imprimiera a sus piernas no lograba alejarse de ellos, lo esperaban, lo miraban, lo cazaban. Había corrido casi una ciudad entera, una ciudad vacía de gente pero impregnada de maldad; ahora sólo había tierra seca, sólo había árboles muertos que se dibujaban grotescamente contra el cielo negro del horizonte, como si se tratara de manos que

By |enero 2nd, 2018|Novelas Alféizar|0 Comments