Clase de ediciones para publicar un libro

¿Cuáles son y cuál se adecúa a tus intereses?

¿Deseas publicar un libro que ya has escrito? En ese caso tal vez te interese saber que, en aras de satisfacer apropiadamente los intereses de cada autor, las editoriales han desarrollado tipos de ediciones, cada una con sus características y condiciones. Estas son las denominadas “edición tradicional” y “edición conjunta”. Hay que destacar que no existe una opción buena y una mala; ambas son alternativas que van a beneficiar al autor, pero de acuerdo a los intereses de cada autor al momento de publicar su libro, le resultará más eficiente y beneficiosa una u otra. Ambas se encaminan hacia un mismo fin, que es la publicación del libro, pero cada una llega a esa meta de una forma distinta.

Para aquellos que llegaron a nuestro blog buscando un secreto que resuelva este obstáculo les tengo una buena noticia y una mala. ¿La mala? No existe esa piedra filosofal que pueda convertir cualquier idea de nuestra mente en una idónea para un libro.

¿La buena? Tampoco hace falta.

Según el tipo de edición el autor o la editorial será quien reciba la mayor responsabilidad

Edición tradicional

            Optando por esta alternativa al momento de publicar un libro, el autor está dejando que la mayor responsabilidad recaiga en las manos de la editorial que ha escogido. Será ésta la que asuma la mayoría de los gastos, pero a cambio los beneficios que adquiriría el autor por las ventas serán mucho menores. Asimismo, el contrato realizado será mucho más vinculante.

            Esta opción es idónea para aquellos escritores que no están seguros de cómo deben proceder al momento de publicar su libro, o que no cuentan con el tiempo o los recursos necesarios para financiar la publicación o para realizar las presentaciones pertinentes. Si es tu primera vez publicando un libro, quizá prefieras optar por esta.

Edición conjunta

            ¿Estás muy ilusionado con tu obra y te encuentras dispuesto a afrontar todos los desafíos y compromisos que involucran su publicación? En ese caso, esta alternativa es para ti. Con ella, el autor accede a compartir los gastos con la editorial, y será quien se encargue de determinadas labores como, por ejemplo, la presentación del libro.

            Así como los gastos son mayores, también lo son los beneficios, pues tendrá un mayor porcentaje de ganancias. Aparte, el contrato que tendrá que realizar con la editorial será mucho menos vinculante, y le otorgará más libertades al momento de publicar un libro.

Sea cual sea tu decisión, no te preocupes, pues cualquiera de ellas una opción acertada.

¿Cuál es tu mejor opción?

            Tras esta breve descripción acerca de tus dos alternativas es posible que te estés formulando esa pregunta. La respuesta, sin embargo, solo la podrás determinar tú. ¿Estás listo para publicar un libro? ¿Ya has escogido la editorial con la que trabajarás? Entonces evalúa qué tan dispuesto estás a afrontar todo lo que conlleva a hacerlo, qué tanto tiempo, dinero y esfuerzo puedes invertir, y así sabrás si necesitas dejar el mayor peso en los hombros de tu editorial o si tú podrás hacerte cargo.