El proceso editorial: LA VALORACIÓN DE UN MANUSCRITO

Desde la propuesta hasta la venta

El Proceso Editorial de un manuscrito es algo complejo y laborioso, se necesita el trabajo de varias personas durante varias semanas para que ese texto se transforme en el libro que el autor siempre ha deseado tener en sus manos.

Muchos autores que nos contactan para proponernos la publicación de una obra (si todavía no lo has hecho, puedes hacerlo pulsando aquí) desconocen en realidad todo lo que pasa después de que hayan pulsado ese hermoso botón rojo.

La publicación de un libro se puede dividir en 10 momentos específicos:

  1. La valoración
  2. La corrección
  3. La maquetación
  4. La creación de la portada
  5. Las gestiones administrativas y legales
  6. La validación por parte de la imprenta y la impresión
  7. La publicación
  8. La promoción
  9. La presentación
  10. La venta

Cada paso necesita unos tiempos técnicos que pueden ser de unas horas o unos días. En Alféizar todo el proceso puede tardar desde 15 hasta 30-40 días para ser terminado.

Vamos a ver, paso a paso, todas las fases de la magia editorial empezando desde el principio: un autor, cargado de entusiasmo e inquietudes decide enviar una propuesta editorial a través de nuestro formulario, recibe la confirmación en la pantalla y el correo electrónico, ¿qué pasa ahora?

LA VALORACIÓN DE PROYECTO

Valorar un manuscrito no es solamente leer la historia y decir si gusta o no gusta.

Valorar un manuscrito es probablemente la parte más importante del proceso editorial ya que de ella depende el futuro comercial y literario de la obra; de esa tarea se ocupan los beta-readers.

El beta-reader es un lector que conoce muy bien el género literario del manuscrito en examen y que sabe reconocer todas sus potencialidades literarias, comerciales y promocionales, sabe hacer un retrato del lector ideal del libro y señalar y corregir todas las posibles faltas ortográficas y gramaticales además de incoherencias en el texto y en la historia.

La lectura beta suele tardar unos 7-10 días en terminar, unos días antes de que el lector-beta esté al punto de leer la palabra “fin” y que hayamos recibido las primeras impresiones positivas, nos gusta contactar directamente con el autor a través de una llamada telefónica para conocerle mejor, tener una charla y, sin ningún compromiso, explicar la que será nuestra oferta editorial.

Nos gusta contactar directamente con el autor a través de una llamada telefónica para conocerle mejor, tener una charla y, sin ningún compromiso, explicar la que será nuestra oferta editorial.

El contacto telefónico entre autor y editorial es algo muy importante, según nuestro punto de vista, ya que queremos crear una relación personal además que profesional. Ayuda a explicar las condiciones del contrato editorial de una manera más clara y directa respecto a un frio y “lejano” correo electrónico. Nos permite contestar en directo a todas las preguntas, dudas, curiosidades, incertidumbres y entusiasmos del autor y buscar soluciones personalizadas si las ambiciones y deseos del autor salen de las ediciones estándar.

Tardamos siempre unos 7-10 días en llamar. Antes necesitamos realizar una valoración preventiva del manuscrito, esperar a que los beta-readers realicen el análisis del texto y nos den sus primeras impresiones. 

En cuanto los beta-readers hayan terminado la lectura beta, nos envían el archivo con todas las anotaciones marcadas y un informe de lectura donde nos muestran sus impresiones, ideas y sugerencias para que la publicación del libro sea simplemente perfecta.

Si la valoración final del manuscrito es positiva, enviamos al autor el contrato de edición. Después de la firma del mismo, empezará la parte operativa, técnica y práctica de la edición.

[Sigue]